Y los resultados apá (o la meritocracia de 4ta)

Hace ya muchos años de aquel excelente comercial que pregonaba que el hecho de heredar era una cuestión de suerte, pero que el hecho de tener derecho a manejar una muy bonita troca se fundamentaba en la meritocracia, o sea la troca esa había que ganársela.

Aunque nunca me convenció la idea de la meritocracia parece que el comercial tuvo un efecto profundo en la cultura mexicana y posicionó a la troca anunciada en el gusto de las personas, y la frase aún se puede escuchar como parte del vocablo popular.

La idea central de la meritocracia es, explicada de una manera muy simple: que cada persona puede por méritos propios obtener lo que desee, es decir, si usté nace pobre puede, si le hecha hartas ganas y trabaja duro, salir de esa pobreza y ascender en la escala económica hasta que sus penurias dejen de existir.

En la hipótesis la idea es buena, como muchas otras ideas, en la práctica la verdad es que el éxito en la vida, ya sea económico, social o cultural depende en gran medida de la suerte, de que usted tenga la suerte de nacer en la familia correcta, esa que le puede allanar el camino al éxito.

Porque no es lo mismo nacer Sánchez que Slim, aunque los apellidos empiecen con las mismas letras veldá.

Y claro en este mundo las amistades cuentan, y no es lo mismo ser amigo del carnicero que del preciso, veldá.

Y en la clase política mexicana la meritocracia actual es, ser amigo de 4ta. Perdón de la cuarta, (parece lo mesmo pero no lo es)

Ya ve porque la idea de la meritocracia en la realidad, la terca realidad, no funciona nomás.

Imagínese usté si de verdad tuviéramos a un estadista, un presidente, un político con visión, un verdadero líder pues, en la oficinota, aaah como cambiaría la cosa veldá.

Nuestros diputontos no se exhibirían como los saltamontes que siempre han sido, ni venderían sus curules, ideología y lealtad a cambio de seguir con privilegios que les permitan seguir viviendo del erario y de la corrupción, no tendríamos Noroñas, Sauris, Muñozes y demás bestias aprobando leyes a modo del domador en turno.

Nuestros funcionarios de economía, energía y relaciones exteriores serían gente preparada para dialogar y negociar de manera efectiva con empresarios y gobiernos de otras partes del mundo y obtener para nuestro país y nuestros compatriotas beneficios tangibles.

Pero en vez de eso tenemos, gracias a 30 millones de votantes que ejercieron de manera clara su derecho a ir por este camino, no un líder, no un estadista, no un visionario, pero si un acomplejado personaje, lleno de rencor y de odio, dispuesto a echar mano de todo el poder otorgado por el pueblo, para linchar desde su posición en las alturas del poder a quienes pensamos y criticamos, desde nuestra privilegiada posición de libertad, su lastimoso proceder.

Sus mentiras, sus falsedades, sus difamaciones, aplaudidas por millones de ciudadanos de la república de las focas y millones más de sus mal pagados bots, más que engrandecer su pequeña figura, hacen más evidente que hoy más que nunca, que a quienes votaron por el cambio, simplemente se los tranzaron.

En los hechos y no solamente los dichos, la economía esta jodida, las muertes de mujeres aumentaron, las muertes por asesinatos aumentaron, los desempleados aumentaron, lo pobres aumentaron.

Las empresas disminuyeron, la riqueza disminuyó, las deudas de las personas aumentan cada día que viven.

No me cree, nomás échele un lente al informe de gobierno, a los datos no al discurso.

Es todo culpa de la oficinota, yo diría que no, de hecho en esencia estamos así porque  millones de personas votaron con las vísceras y el odio.

Pero ni a ellos les ha cumplido, o usté de veras cree que vera el día en el que Peña Nieto, Calderón, Fox o demás individuos regresen lo que se robaron y sean refundidos en la cárcel junto con los Barlett, Pollitos píos, Ackermans y demás fauna de4ta.

¡Ay ajaaaa!

Y como le dije al principio, no es cuestión de méritos sino de suerte, que suerte que Peña haya sido tan pendejo y tan corrupto, pues a eso le debe el gansito estar donde está y no a su “gran visión de 4ta” de la que saldremos cuando se le acabe el varo que, otra vez, Peñita y lo demás “corruptos” le dejaron.

O que, ¡a usté ya le hizo justicia la transformación de 4ta!

Por: Netzahualcoyotl Paredes

Periodista, Fotógrafo, Gamer, Lector y Cinéfilo.
Presente en medios de comunicación desde el siglo pasado.
Ganador del Premio México de Periodismo en 2015.
Siempre busco pero no encuentro…

Abrir chat