¿Un bonche de sueños guajiros?

La práctica cultural y deportiva hará florecer al ciudadano nuevo. Los talentos de los habitantes del país son inmensos. Grandes personalidades en el deporte y las artes han puesto el nombre de México en alto. Sin embargo, el deporte al igual que el arte, a pesar de ser áreas que se recomiendan en el desarrollo integral de las personas, son infravaloradas.

Lamentablemente, el bajo valor que se le dan a las actividades artísticas y deportivas puede deberse a un problema cultural.

Porqué el ser un artista o deportista tiene que relacionarse con la falta de un empleo formal o solo un lujo que pocos se pueden dar.

La inversión por parte de gobierno en éstas áreas cada sexenio ha sido escasa. El potencial en el país es alto, sin embargo, no se cuenta con los apoyos necesarios para poder desarrollar las disciplinas dentro del país. La mayor cantidad de las inversiones provienen de la iniciativa privada, aunque son igualmente escasas.

Si bien, existen universidades o escuelas que otorgan un beca deportiva o artística, la cantidad de alumnos que pueden asistir o beneficiarse de las mismas es realmente escasa.

Hace tiempo, Israel Martínez mencionó que la inversión en deporte es una inversión en identidad, en valores nacionales; en eso que hoy, más que nunca, hace falta en el país. En lo personal, agregaría el arte.

De manera cotidiana, cuando se habla de arte y cultura, el panorama es un poco más versátil.  En el caso del deporte, recordemos que no solamente refiere a futbol, si bien es el deporte con más seguidores a nivel internacional, existen varias disciplinas que claramente son infravaloradas por la sociedad.

Aunque el futbol también puede ser un ejemplo de los perjuicios que afectan la inversión y el apoyo en las disciplinas deportivas y artísticas. Hasta los últimos años es cuando se comienza a dar mayor visibilización al futbol femenil. La Primera División Femenil de México o Liga MX Femenil se fundó en diciembre del 2016. Su patrocinador es BBVA.

En varios países el financiamiento privado ha dado muy buenos resultados, como Estados Unidos, una de las principales problemáticas en México es el bajo índice de movilidad social, caso contrario a lo que se vive en EUA.

El desarrollo del deporte y de las artes en el país pueden apoyar para minimizar la brecha social, una forma de hacerlo es por medio de la inversión y del correcto uso de los recursos.

El futbol ha sido vendido como el deporte de los sueños, ese en el que se sabe de casos donde jugadores profesionales han salido de barrios extremadamente pobres, los casos son excepcionales, pues no se genera un patrón que pueda ser seguido por la mayoría, más que la idea de trabajar duro para lograr el sueño.

Es así como, el mundo del deporte y el arte, termina siendo un sueño en un país lleno de talento, pero carente de educación, infraestructura, y capital.

Por:  Ameyalli Amador

Abogada y politóloga egresada del Tecnológico de Monterrey, con especial enfoque a temas de equidad, bienestar y derechos humanos. Se ha desempeñado como asistente de investigación en materia de Estado de Derecho, ética y violencia de género, con especial interés en protección de grupos vulnerables y de descubrimiento de las nuevas vertientes del derecho cibernético. Busca la activa de distintas disciplinas para generar políticas de bienestar. En la actualidad tiene en desarrollo estudios sobre la pobreza, el género y la tecnología como un posible factor de riesgo en la violencia de género.

Abrir chat