Shocks en dividendos y bonos

La semana pasada los mercados abrieron a la baja debido a las tensiones entre Estados Unidos y China después que EUA bloqueara los envíos de Huawei. Los datos relacionados con ventas minoristas en Estados fueron peor a lo esperado en el mes de abril y datos mixtos con base en las exportaciones y actividad del sector privado de China. Hemos presenciado que algunas emisoras han decidido dejar de pagar dividendos, la historia de shocks en el pago de dividendos se retoma acabando la primera guerra mundial y la pandemia de la gripe española donde cayeron 33%, en la gran depresión los dividendos disminuyeron 55%, después de la segunda guerra mundial 48% y en la crisis financiera mundial del 2008, 24%. Actualmente, nos encontramos en un entorno de incertidumbre. Particularmente en Estados Unidos, el mercado está valorando las decisiones de la Reserva Federal, desde el colapso de octubre de 1987, Alan Greenspan presentó a la FED una propuesta a los mercados, un nivel de tasas de interés cercanas a cero, por lo tanto, los mercados de bonos experimentan opiniones sobre una economía sobreendeudada. Sin duda, los mercados de bonos también están valorando los factores que disminuyen el potencial de crecimiento real futuro, como supuestos de una disminución del crecimiento de la fuerza laboral debido al envejecimiento de la demografía y la disminución de la productividad.

Otra preocupación en los mercados es la deflación, donde la demanda de préstamos por parte de inversionistas y bancos se reduce. Quizás lo que está impulsando los precios de los activos de riesgo es el aumento en la compra de bonos soberanos, bonos municipales y bonos de alto rendimiento y préstamos para Main Street (negocios pequeños). Ese dinero tiene que ir a algún lado y, a medida que la percepción del riesgo ha disminuido, se ha llevado al mercado accionario; sin embargo, la volatilidad implícita aún está por encima de los promedios a largo plazo.

En este momento, el mercado está animando el estímulo a corto plazo, pero los encargados de la política monetaria tendrán la difícil tarea de descubrir cómo financiar déficits fiscales de dos dígitos a largo plazo. El control de la curva de rendimiento a tasas de interés cercanas a cero parece el camino más plausible a seguir. La gran incógnita será hasta qué punto los mercados de divisas finalmente castigarán estas decisiones, si comenzamos a ver fuertes depreciaciones de divisas en ciertos mercados, esto podría inyectar presiones en la inflación mucho antes de la recuperación. Esto podría cuestionar la fortaleza del dólar.

Por: @JovanFrancoR

En 2015, Jovan Franco, en ese entonces estudiante de la Lic. En Administración Financiera en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, inició a operar en el mercado de valores desde su dormitorio. Desde este modesto pero ambicioso inicio, Jovan recibió la atención de un hedge fund manager en México, estableciendo las bases de su carrera de lo que actualmente es su Multi-Family Office y hedge fund regulado ante la CNBV.

Jovan, es un hombre apasionado del fundamento académico, de la responsabilidad social y de generar impacto en diferentes ámbitos, tal como ser ganador del Premio Ensayo COFECE 2019 junto con el Lic. Alexandro Celorio por su contribución en los programas de cumplimiento normativo (compliance) en competencia económica, y haber publicado a su corta edad un artículo académico en el Mexican Journal of Economics and Finance sobre burbujas financieras en criptomonedas.

Abrir chat
Powered by