Reformas Fiscales – 2021

La crisis económica provocada por la pandemia, ha afectado a miles de negocios ocasionando pérdidas en sus ingresos, reducción a las prestaciones laborales, y despidos hacia sus trabajadores. Además esto ha generado una disminución en el consumo, y por lo tanto una menor recaudación en los impuestos, debido a la escasa circulación en la economía que existe en nuestro país.

Es por esta razón que la Cámara de Diputados, el día 20 de Octubre aprobaron las Reformas Fiscales, y de ser validadas por el Congreso de la Unión, este paquete fiscal, entraría en vigor el 1ro de enero del 2021. Estas propuestas contemplan modificaciones en la Ley de Impuesto sobre la Renta, Ley del Impuesto al Valor Agregado, Código Fiscal de la Federación, Ley de Ingresos de la Federación, por mencionar algunas.

 Entre las iniciativas que más llamaron  la atención a los contribuyentes es la del uso de cámaras fotográficas, teléfonos celulares y videograbadoras cómo medida de comprobación por parte de la autoridad fiscal. Otra de las nuevas  modificaciones es en el artículo 113-A de la Ley del ISR que establece que las plataformas digitales les aplicarán una tasa de retención fija por los ingresos que perciban de acuerdo a su actividad empresarial. Es decir, si eres una empresa que se dedica al servicio de transporte terrestre tu tasa de retención será del 2.8%, y si tu giro comercial  es la venta de bienes y prestación de servicios será del 2.4%.

 Estas Reformas Fiscales (aún en observación), tienen dos vertientes: La primera tiene la intención de “disminuir” la carga fiscal por parte de las empresas, y así otorgar certeza jurídica hacia los contribuyentes. La segunda busca fortalecer a las autoridades sus facultades para poder recaudar más impuestos, adecuándose a la situación económica  actual que las entidades  a traviesan hoy en día.

Desde hace años, las autoridades fiscalizadoras han pretendido que nuestro sistema tributario sea equitativo y redistributivo, pero la realidad es que los resultados siempre han sido nulos y solo favorece a las personas físicas y morales  que más ganancias tienen. Sin embargo es importante reconocer el esfuerzo por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Servicio de Administración Tributaria de no añadir más impuestos y también del sector privado por el cumplimiento de estos. Esperemos que estas recientes medidas tengan un efecto positivo en la economía en México y puedan otorgar esa certidumbre jurídica en beneficio del contribuyente.  Además que estos nuevos cambios encaminen a un esquema tributario más justo y progresivo.

Por: Enrique Misael Garduño Pérez

Enrique Misael Garduño es egresado de la Licenciatura en Contaduría por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, actualmente se desempeña como auditor en la firma BHR XLNC MEMBER OF GLOBAL ubicada en la Ciudad de México. Todos en algún momento de nuestras vidas hemos reflexionado sobre los diversos problemas que afectan a nuestro país, que los origina y como poder  solucionarlos. Es por ello que Enrique a través de sus palabras busca reflejar las adversidades que millones de mexicanos viven y sufren en su día a día. Concientizar sobre la desigualdad social no es una tarea fácil, pero sin duda alguna esta lucha está encaminada en proteger a aquellos que se han quedado sin voz, a los que defendieron sus derechos y se los arrebataron de manera injusta y así poder ser esa luz que los guíe hacia una vida digna.

Abrir chat