Vie. May 14th, 2021

Durante la conferencia matutina del 15 de abril de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó diversas cuestiones sobre seguridad en Guerrero por interrogación de Reyna Haydee Ramírez, reportera independiente. Ante las declaraciones del medio guerrerense Amapola por la violencia sufrida en la entidad, López Obrador declaró «hay menos homicidios ahora en Guerrero, lo puedo probar, que cuando llegamos a la presidencia«. Corroborado, equipo de fact checking de NotiPress, analizó esta afirmación con datos oficiales y encontró que es verdadera, pues la disminución en homicidios inició desde 2018 en la entidad.

Según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la tasa de defunciones por homicidio en Guerrero sí ha demostrado una tendencia a la baja. En cifras, en 2017 se registraron 2 mil 637 homicidios, para 2018 2 mil 367 y en 2019 mil 919 en la entidad. El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) registró la cifra de 2020 en mil 459 homicidios.

En el portal oficial del Gobierno del Estado de Guerrero se remarcó la disminución de la tasa de homicidios dolosos en la entidad. Por cada 100 mil habitantes, la tasa descendió de 69.78 en 2017 a 26.70 a octubre de 2020. Para Héctor Astudillo Flores, gobernador de Guerrero, este logro se debió a la coordinación de las instituciones en los tres niveles de gobierno y el despliegue operativo en zonas de gran incidencia delictiva.

Cabe mencionar, en el estudio Índice de Paz 2020 presentado por el Instituto de Economía y Paz, también se marca esta disminución en los homicidios y en delitos con violencia. Para el índice por primera vez en siete años Guerrero salió de los cinco países más violentos del país.

Por otro lado, los medios de comunicación en el estado, como el medio Amapola, al cual la reportera Ramírez hizo referencia en la conferencia de prensa, tienen otra opinión sobre la violencia en la entidad. La integración de 34 niños armados a la Policía Comunitaria para la defensa de los pueblos contra organizaciones delictivas son una muestra de ello. En el Índice de Paz se afirma el aumento del narcomenudeo un 140%, con la corrupción y funcionamiento del gobierno como los pilares débiles de Guerrero.

Asimismo, el informe XXVI del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, también relata asesinatos y desapariciones por el crimen organizado, junto a la dificultad de la pandemia de Covid-19. Este informe, en cuya presentación estuvo presente un representante adjunto de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, es resultado de organizaciones no gubernamentales.

Suman además las cifras sobre feminicidios en la entidad, aunque los homicidios fueron a la baja, el 5.1% de feminicidios a nivel nacional ocurrieron en Guerrero. Con las mismas cifras de la SESNSP, la tasa estatal de feminicidios en 2020 fue de 7.5 por cada cien mil mujeres, por encima de la media nacional de 4.3.

La afirmación del presidente Andrés Manuel López Obrador es verdadera en cuanto a que su llegada a la presidencia en 2018 coincide con la reducción de homicidios en Guerrero. Aunque las declaraciones de las organizaciones no gubernamentales no contradicen esta disminución, sí son síntoma de la inconformidad y violencia vivida en el estado.

Abrir chat