Qué buen tono de azul

Qué buen tono de azul, qué buenas sensaciones deja el equipo de Robert Dante Siboldi. El uruguayo ha transformado a Cruz Azul y lo ha convertido en un equipo que conoce lo que juega y, parece, que partido a partido se ha vuelto más fuerte en muchos sentidos. Qué gusto ver a un Cruz Azul que demuestra poderío, que demuestra gallardía, que demuestra dominio y categoría para ejercer su fútbol, en su casa y de visita.

Podemos decir que solamente se han jugado 7 partidos, podemos decir que muchas veces el conjunto celeste ha terminado como líder de la competencia, podemos decir que Cruz Azul tiene 3 derrotas en sus últimos 25 partidos, podemos decir que Jonathan Rodríguez se ha convertido en uno de los jugadores más valiosos de la Máquina con 6 goles en este Guardianes 2020; podemos hablar de Corona, de Romo y su sorprendente nivel; de Yoshimar y de tantos que son piezas clave en el funcionamiento de este equipo. Podemos decir tantas cosas y llenar esta columna con ideas que posiblemente sustenten un argumento en donde podamos hablar de por qué Cruz Azul es un candidato al título, pero no lo haremos. 

No lo haremos porque Cruz Azul ya ha sido líder de muchos torneos, no lo haremos porque Cruz Azul ya ha tenido rachas sin conocer la derrota, Cruz Azul ya ha tenido a jugadores que han destacado sobre los demás y Cruz Azul ya ha tenido un equipo con un funcionamiento como pocos. Cruz Azul ya ha tenido absolutamente todo, menos eso. Cruz Azul ha estado instantes de lo que anhela. Y jamás será suficiente con ser el líder, con ser el que más goles hace o el que tiene a la mejor defensa; Cruz Azul necesita llegar a la final y ganarla, pero cuando las formas son estas, cada vez estás más cerca.

Qué buen tono de azul. Un equipo que parece comprometido y que poco a poco se ha ido armando y convirtiendo en una auténtica Máquina. Fina, preparada y sincronizada; aunque deberán tener mucho cuidado para que no existan accidentes como los de la Corregidora.

Pero me atrevo a pensar que, a este Cruz Azul, que es el mismo que hemos visto muchas veces, se le ha puesto una dosis de garra charrúa a través de su entrenador y de su jugador más importante. ¿Qué tan importante puede ser eso? Parece que mucho.

La diferencia de este Cruz Azul con la mayoría de los que hemos visto en los últimos años, ni siquiera es una cuestión que vaya por lo deportivo o por los individuos que conforman el plantel. Parece ser que la diferencia de este Cruz Azul es la mentalidad con la que afrontan los compromisos, es la resiliencia que tiene para venir de atrás, es la capacidad de ser dominante desde la cabeza, es la actitud con la que salen a la cancha.

Qué buen tono de azul, siempre será bueno que los equipos denominados grandes se encuentren en los primeros planos; y tener a Cruz Azul, a Pumas y al América en la parte alta de la tabla deja buenas sensaciones para muchos.

Esperemos y veamos qué tan bueno es este Azul.

Por: Edgar Rosado

Edgar Rosado, estudiante de la carrera de Comunicación. Con experiencia en TV y Radio, tanto en el área de producción, como de locución para La Octava Sports de Grupo Radio Centro.
Decenas de partidos como experiencia y un análisis crítico y puntual lo convierten en un experto en el deporte.

Creaba contenido para YouTube con el canal Hablemos de Pelota, en el cual contaba historias sobre fútbol y realizando entrevistas a personajes relacionados con este deporte.

Tiene experiencia en creación de contenido digital y comunicación deportiva. Sus intereses son el deporte, sobre todo el futbol y NFL.

Abrir chat