¿Hacia dónde vamos?

En una entrevista para Financial Times, la piloto y astronauta italiana Samantha Cristoforetti (2020), reflexiona sobre su estadía en el espacio y menciona que “Como especie, somos tan temporales y transitorios que podríamos irnos y la Tierra seguiría girando, no hay nada permanente o inevitable sobre nosotros”, algo que el hombre parece olvidar u omitir continuamente, el hecho de olvidar la temporalidad es inspirador para algunos y obstinado para otros por lo cual surge la pregunta: ¿Cuáles son los siguientes pasos para la humanidad?

¿Biotecnología que ayude a vivir una cantidad de años impensable?, ¿Colonización de otros planetas? La finalidad de cada especie es la perpetuidad de esta, como seres humanos, año con año, década con década, siglo con siglo, una parte de la sociedad se acerca a una mejor calidad de vida, pero muchas veces a costa de los recursos finitos con los que se cuenta. El día del sobregiro del planeta es antes cada año y durante la parálisis causada por la pandemia de COVID-19, solo se ha logrado retrasar tres semanas esta fecha, pues como señala Colin Mayer en su libro Firm Commitment (2012) la negligencia, cortoplacismo, codicia e incompetencia de las empresas y consumidores no conoce límites y pone en riesgo la subsistencia de la especie, pero es en la adversidad cuando el intelecto humano sale a relucir y genera nuevas alternativas a los problemas enfrentados, pero es precisamente eso lo que se tiene que hacer, enfrentar los problemas y no hacer caso omiso por generar más ganancias o pensar que la responsabilidad recae sobre alguien más.

Regresando a la pregunta de como será el futuro de la humanidad en algunas décadas, empresas como Variant Bio, dedicada a estudiar personas con “genes excepcionales relacionados con la salud”, busca estudiar el genoma humano de tal manera que puedan encontrar nuevos tratamientos para enfermedades que aquejan la humanidad, es por emprendimientos como este que expertos en medicina y bioquímica como Aubrey de Grey o Kevin Esvelt,  realizan predicciones arriesgadas sobre la expectativa de vida, mencionaron en una conferencia del MIT (2016) que para el 2050 la esperanza de vida podría ascender a los 150 años pues se podrán prevenir enfermedades genéticas y existirán más y mejores tratamientos.

En cuanto a la colonización espacial, SpaceX está realizando avances gigantescos para enviar a la humanidad al espacio en viajes turísticos, explorar nuevos destinos y en un futuro buscar establecer estancias largas en Marte, otra empresa llamada Space Perspective busca realizar turismo espacial en globos aerostáticos que llegarían a la estratosfera, aunque claro que con un costo muy elevado para el 99% de la población, pues se estima que tendrá un costo de tres millones de pesos.

Si bien el futuro parece emocionante en cuanto a avances tecnológicos y posibilidades de mejora, aún existen problemas graves a los cuales se deberá poner un mayor énfasis para que un mayor porcentaje de la población pueda tener acceso equitativo a estas oportunidades, la humanidad sigue arrastrando problemas por generaciones y generaciones, sobrepoblación mundial, hambruna, escasez de agua, desigualdad, contaminación, acceso a agua potable, conflictos que arrasan con comunidades enteras, refugiados, crisis económicas, etc., existen incontables problemas que la humanidad tendrá que enfrentar durante las próximas décadas para poder evolucionar como humanos y sociedad.

Por: Jose Cuevas

Originario de Hidalgo, egresado con honores de Ingeniería Industrial y de Sistemas por parte del Tecnológico de Monterrey, enfocado a calidad, procesos de manufactura y diplomado en Negocios Internacionales, con experiencia como consultor y profesor. Interesado en la historia y el desarrollo de aspectos tecnológicos, sociales y biológicos del ser humano, siempre en búsqueda activa de conocimiento y apasionado por el futuro.

Abrir chat