Estás de regreso, Champions

Estás de regreso. Qué delicia, qué magnífica noticia, qué dicha para nuestros ojos que estés de regreso, UEFA Champions League. Sé que no han pasado muchos meses desde que te vimos por última vez en Lisboa, cuando Bayer Munich levantó tu trofeo y se proclamó como el monarca europeo que es, demostrando que el poderío teutón prevalece y que fulmina sus rivales.

Sé que no ha pasado mucho tiempo, pero es una verdadera joya poderte tener una vez más frente a nosotros; poder disfrutar de tus goles, de tus jugadas, de tu filigrana interminable en estas noches de delirio, de gozo y de tantas maravillas que nos ha regalado la Liga de Campeones de Europa. Quiero ver a cristiano, quiero ver a Messi, quiero ver a Salah, quiero ver a Robert Lewandowski; quiero ver a los grandes exponentes de la pelota ser y jugar como la máxima expresión de este deporte me lo permite.

Qué bendición es poder reencontrar el camino contigo. Qué felicidad encontrarme con esta dulce dama que durante tantas tardes y tantas noches me ha regalado sonrisas, me ha regalado hazañas y me ha regalado historias que podemos rememorar durante toda la existencia, platicándoselas a nuestros hijos y ellos a sus hijos, que hablarán de un tal Lionel, que hablarán de un tal Cristiano, que hablarán de un Zidane y que hablarán de grandes exponentes de la pelota que levantaron la orejona.

Me siento afortunado, y debo admitir que estoy genuinamente emocionado. La media semana va a ser de júbilo, de gloria y de una feria de goles que, sin duda alguna, todos estamos esperando porque sabemos que una exhibición tan exótica, tan de primer nivel solamente se puede encontrar en los teatros de fútbol europeos. Esos que compiten con el Olimpo por su grandeza, esos que tienen obras de arte que se comparan a las mismas hechas por Miguel Ángel, esos que han dejado la historia escrita como alguna vez en la biblioteca de Alejandría estuvieron plasmadas las mejores historias.

Y no es cuestión de qué esté exagerando, pues más de uno seguramente estará pensando en las mágicas historias que sus equipos han vivido en este torneo de campeones que enfrenta a caballeros con gladiadores, a vikingos con titanes y a monstruos europeos contra plebeyos.

Sé que Barcelona tendrá una buena liga de campeones, pero también quiero ver al Real Madrid. Quiero ver cómo se levanta Liverpool que recientemente se proclamó campeón de la liga de campeones de Europa; y también quiero ver si el poderoso Bayern repite su corona. Quiero ver historias mágicas, quiero ver al Stade Rennais contarnos una mágica aventura, quiero volver a ver al Atalanta levantarse en un camino de titanes en donde quiere construir su camino poco a poco.

Quiero ver estas fantasías que se convierten en realidad. Quiero ver a este David que amenaza a Goliath, y a veces termina derrotándolo.

Tengo ganas de volver a encontrarme contigo, y sé que falta poco para eso. Te extraño mucho, Champios. Te extrañé mucho, liga de campeones de Europa.

Por: Edgar Rosado

Edgar Rosado, estudiante de la carrera de Comunicación. Con experiencia en TV y Radio, tanto en el área de producción, como de locución para La Octava Sports de Grupo Radio Centro.
Decenas de partidos como experiencia y un análisis crítico y puntual lo convierten en un experto en el deporte.

Creaba contenido para YouTube con el canal Hablemos de Pelota, en el cual contaba historias sobre fútbol y realizando entrevistas a personajes relacionados con este deporte.

Tiene experiencia en creación de contenido digital y comunicación deportiva. Sus intereses son el deporte, sobre todo el futbol y NFL.

Abrir chat