Emilio Lozoya ex-director de Pemex fue vinculado a proceso, pero seguirá sin ir a prisión

Menos de 24 horas después de su primera vinculación a proceso, Emilio Lozoya, el ex director de la empresa productiva del estado Pemex durante el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), fue vinculado otra vez a proceso por los delitos de uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y el de cohecho, por el caso “Odebrecht”, pero tampoco pisará la cárcel por ahora derivado de esta resolución.

El juez federal de Control del Reclusorio Norte, Juan Carlos Ramírez Benítez, señaló que era competente para conocer y resolver el asunto “en razón de materia y territorio”. “Se puso en peligro a la sociedad y al patrimonio nacional”, expresó.

Los delitos por los que se vinculó al ex funcionario están sancionados en diversos numerales del Código Penal Federal, y se aplicarán a Lozoya “en su calidad de autor material, de naturaleza dolosa”. Las autoridades además tendrán seis meses para realizar la investigación.

La Fiscalía General de la República (FGR) volvió a dejar fuera de sus pedidos la prisión preventiva como medida cautelar contra Lozoya, pero solicitó que no pueda salir del país ni de la Ciudad de México. Aunque podrá estar en la capital del país con un brazalete electrónico, mismas medidas que las solicitadas este martes en el otro caso por el que es juzgado.

La defensa aceptó las medidas cautelares y el juez las confirmó, por lo que Lozoya no pisará la cárcel por ahora en ninguno de los casos donde se encuentra imputado. Los abogados del ex funcionario anunciaron que ya entregó su pasaporte y su visa para ingresar a Estados Unidos.

Además, Ramírez Benítez, como ayer su colega José Artemio Zúñiga, al frente del caso de “Agro Nitrogenados”, le solicitó a Lozoya que se presente cada 15 días ante las autoridades una vez que sea dado de alta del hospital donde se encuentra desde su extradición al país el 17 de julio pasado.

El juzgador además señaló que la madre y la la esposa de Lozoya abrieron cuentas para recepción de transferencias ilícitas, así mismo la hermana “se benefició al realizar apertura de cuentas para los depósitos”. “Las tres omitieron reportar las operaciones ante las autoridades hacendarias”, remarcó.

En su segunda audiencia, por segundo día consecutivo, Lozoya, de 45 años, compareció de nuevo desde el hospital donde se encuentra por ahora, atendido por anemia y otras molestias. El hombre se presentó en el caso “Odebrecht”, donde se lo acusó de recibir sobornos de la empresa brasileña para impulsar proyectos y licitaciones en su favor una vez que estuviera en el poder.

La defensa intentó desactivar la orden de aprehensión para este caso, pero la Fiscalía General de la República (FGR), acompañado de los representantes de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, que formó parte del bando de denunciantes, buscó su imputación por los tres delitos mencionados.

Tanto Lozoya como su defensa reiteraron en sus oportunidades de expresarse durante la audiencia. El ex director de Pemex aseguró que no es “culpable ni responsable de los hechos” que se le imputan. “En el marco de mi compromiso de colaborar con esta investigación, di instrucciones en España para que se agilizaran los trámites de mi extradición, como un acto voluntario de mi parte”, añadió.

Abrir chat