El CDC de EEUU aseguró que el COVID-19 se puede propagar por el aire

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EEUU actualizó en su sitio oficial que el COVID-19 se puede propagar “a través de gotitas respiratorias o partículas pequeñas, como las de los aerosoles”, que se producen incluso cuando una persona respira.

Así lo dio a conocer la cadena estadounidense de noticias CNN este 20 de septiembre. También reafirmó que, de acuerdo con este instituto de salud, los virus que se transmiten por el aire, incluida esta nueva cepa de los virus corona, se encuentran entre “los más contagiosos y fáciles de propagar”.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el modo de transmisión del COVID-19 era con la proximidad de un paciente infectado a través de gotículas que se transmitían en la saliva, mismas que pueden ser expedidas hasta en un rango de 1.5 metros de distancia, por o cual promovieron una serie de recomendaciones sanitarias basadas en ese precepto; sin embargo, el CDC con base en sus observaciones, acaba de rectificar este canon y agregó en su página oficial que el coronavirus también se puede transmitir “a través de gotitas respiratorias o partículas pequeñas, como las de los aerosoles, producidas cuando una persona infectada tose, estornuda, canta, habla o respira”.

Estas partículas microscópicas pueden infectar a un persona si ésta las respira.

“Existe una creciente evidencia de que las gotas y las partículas en el aire pueden permanecer suspendidas en el aire y ser inhaladas por otros, y viajar distancias superiores a los 6 pies (por ejemplo, durante la práctica del coro, en restaurantes o en clases de gimnasia). En general, los ambientes interiores sin una buena ventilación aumentan este riesgo”, asegura el CDC.

Con este nuevo descubrimiento, ahora la autoridad estadounidense recomienda que a parte de mantener la sana distancia, el aislamiento social y los cuidados de desinfección en superficies de uso común, también deben de implementarse el uso de limpiadores de aire y una ventilación adecuada en espacios interiores cerrados. También hacen un llamado consciente a la uso adecuado de mascarillas, pues éstas, aunque son de utilidad para evitar la transmisión, no substituye las otras medidas de desinfección.

En México, la pandemia no se detiene. De acuerdo con el último reporte de la Secretaría de Salud (SSa), emitido este domingo 20 de septiembre, hasta el momento van 73,493 muertos y 697,663 casos confirmados acumulados de COVID-19.

En el día 113 de la llamada nueva normalidad Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, explicó que se estima que hay un 5% de infectados activos, lo que representa un número de 33,709 personas que manifestaron los síntomas de SARS-CoV-2 en los últimos 14 días y tienen la capacidad de transmitir la enfermedad.

Ante esto, la SSa rescató que ya van siete semanas consecutivas de tendencia a la baja.

«En México, llevamos ya siete semanas consecutivas de una tendencia decreciente, desde mitad de julio empezó a disminuir el número de contagios, casos, hospitalizaciones y personas que fallecen por esta enfermedad”, dijo el epidemiólogo en la conferencia vespertina celebrada en punto de las 19:00 horas (tiempo del centro de México) en Palacio Nacional.

Asimismo, señaló que la ocupación hospitalaria en camas de atención general, es un buen signo del combate frente a la enfermedad de coronavirus, pues ésta continúa por debajo del 50 por ciento.

Abrir chat