¡Qué fiesta, Oaxaca!

Oaxaca es sinónimo de fiesta. En cualquier día del año siempre hay una celebración o actividad en uno de los más de 570 municipios del Estado. Hay festividades que, incuso, llegan a durar una semana entera. A escasas horas de cerrar este 2019, sin temor a equivocarme, cerraremos una calenda que duró prácticamente un año.

Comenzamos la algarabía en la región de la Mixteca. Tlaxiaco se vistió de gala tras la nominación de Yalitza Aparicio Martínez en la edición 91 de los Oscares en la categoría como mejor actriz por la cinta “Roma” de Alfonso Cuarón. Aunque no se logró la estatuilla dorada, se conquistaron y se unieron corazones de todas y todos esa noche.

Más tarde, la fiesta se trasladó a los Valles Centrales con la Guelaguetza donde Aparicio Martínez fue la promotora e imagen central de las fiestas de julio.

En este año, particularmente, los números incrementaron. De acuerdo con cifras de la Secretaría de Turismo estatal, se tuvo una derrama económica de 423 millones de pesos; 6 millones más de la cifra estimada. De hecho, la ocupación hotelera llegó al 91% y en comparación con 2018, de este mismo periodo, incrementó en 7.1% la visita de turistas tanto nacionales como extranjeros.

Por cierto, la máxima fiesta de los oaxaqueños se trasladó a la Ciudad de México. Los bailes, colores, sonidos y tradiciones fueron vistos por miles de personas alrededor del mundo en la Fórmula Uno ya que diversas delegaciones mostraron la riqueza pluricultural del Estado en el Gran Premio de México.

Y la celebración se acentuó con la conquista de dos derechos; uno de ellos, el matrimonio igualitario. Oaxaca se convirtió en la entidad décimo novena en garantizar y realizar reformas para que las parejas del mismo sexo contraigan matrimonio por la vía civil.

Un segundo derecho logrado, cuyo mérito se debe a diversos colectivos, fue la aprobación de la interrupción legal del embarazo. Con esta acción, el Estado se convirtió la segunda entidad en permitir que las mujeres decidan sobre su cuerpo.

Desde la Sierra Norte, el Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (CECAM) nos demostró la vocación de Santa María Tlahuitoltepec por la música ya que en las fiestas patrias fueron quienes musicalizaron la noche del Grito de Independencia con sus sones y jarabes mixes.

Justamente en esta comunidad se recibió con júbilo la noticia sobre la expedición de la Ley de Salvaguardia de los Conocimientos, Cultura e Identidad de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afromexicanos pues cuentan ahora con un respaldo legal que protege ese bordado rojinegro de sus prendas en las que se imprimen sus costumbres y cosmovisión.

Y nada más para no dejar el lado deportivo, los Alebrijes se coronaron campeones de la Liga de Ascenso al derrotar al Club Atlético Zacatepec en el Estadio Tecnológico de Oaxaca.

En resumen, de enero a diciembre, este 2019 significó para el Estado avances en materia legislativa, demostración de la riqueza pluricultural a nivel nacional y mundial, protección de tradiciones ancestrales y alegrías deportivas.

Por eso y muchas cosas más –como diría la canción de Navidad-, ¡Oaxaca lo tiene todo!