¿Por qué necesitas un administrador de contraseñas?

Sí eres del gran grupo de personas que reutilizan las mismas contraseñas para diferentes servicios en internet (servicios como Netflix, Amazon, Facebook, tu cuenta de banco etc.) agregando algún símbolo de exclamación o número a la contraseña por aquí y por allá, necesitas un administrador de contraseñas. Permíteme convencerte.

La explosión en la cantidad de servicios con los que interactuamos a través del internet ha puesto nuestra información en las manos de diversas entidades a través del mundo: Netflix sabe sobre tus películas favoritas, Facebook sabe sobre tus intereses y Tinder sabe que buscas novi@ . No es difícil imaginar el escenario en el que alguno de los varios servicios a los que les has confiado la misma contraseña se vea atacado y por consecuencia de esto, alguien (o mucha gente) pueda tener acceso a tu información.

Desafortunadamente, el viejo dicho «no tengo nada que esconder», usado generalmente para evadir la responsabilidad de nuestra privacidad en línea, no nos libra del problema. Aunque “no tengamos nada que esconder” la mayoría de las personas cerramos la puerta de nuestras casas. Algunos otros ponen contraseñas a sus teléfonos y otro más cierran la puerta cuando cantan en la regadera. Así como cuidamos nuestra privacidad “en la vida real”, es necesario asumir la responsabilidad de nuestra privacidad en línea.

La protección de la privacidad es uno de los retos vigentes en el mundo de la tecnología. En 2018 entró en vigencia el Reglamento General de Protección de Datos en la Unión Europea. El reglamento exige a las compañías listar claramente el tipo de información recolectada y el propósito de la recolección. Facebook fue multado 5 billones de dólares en 2018 por compartir información personal sin el consentimiento de sus usuarios. Estos son solo ejemplos de problemas internos; también existen ataques que resultan en información personal robada y/o públicamente expuesta. En 2019, el banco norteamericano Capital One sufrió un ataque que expuso la información de más 100 millones de usuarios.

Nuestras contraseñas son la llave a la información de algún aspecto de nuestra vida: ¿Viste la serie de Luis Miguel 8 veces? Tu contraseña de Netflix dará esa información. ¿Tienes un adeudo con el banco? la contraseña a la app del banco también revelará esto. Muy bien, tu información es importante; ¿Qué tiene que ver esto con usar la misma contraseña en diferentes lugares?

En este mundo cruel e imperfecto, no todas las entidades a las que proporcionamos (la misma) contraseña tienen los mismos recursos y/o interés en proteger nuestra información. ¿La seguridad que protege tu información en “Gmail”? Probablemente de la más avanzada del mundo. ¿La seguridad de “convertir-pdfs-123.com”? Quizás no la cúspide de innovación en ciberseguridad. Si usaste la misma contraseña para “Gmail» y para «convertir-pdfs-123.com” por más avanzado que sea el equipo de ciberseguridad de Google, tu información podría verse afectada por una falla en otro servicio. La seguridad de nuestra información solo disminuye cuando usamos la misma contraseña para más de un servicio.

Afortunadamente, una vez que decidimos cuidar nuestra información, existe una solución muy sencilla que nos evita el dolor de apuntar contraseñas en una hoja de papel. Los

“Password Managers” o Administradores de Contraseñas son programas gratuitos en los que podemos mantener una lista de todas nuestras contraseñas. Adicionalmente, debido a la importancia de la información que guardan, estos programas cuentan con alta seguridad. ¿Cuál descargo? La PC Magazine cuenta con una excelente guía para escoger entre los mejores administradores de contraseñas. ¿Cómo la uso? Generalmente estos útiles programas cuentan con una aplicación móvil donde podemos consultar nuestras contraseñas. Adicionalmente, la gran mayoría viven en nuestro navegador de internet mediante un tipo de programa llamado “Extensión de navegador».

¡No hay excusas! Ahora sabes sobre los peligros de usar la misma contraseña en diferentes sitios, así como la solución para evitar este hábito.

Por: Mario Mendez

Mario Méndez es un apasionado estudiante de Ciencias de la computación en la Universidad de Manitoba en Canadá. Con vasta experiencia y victorias en competencias de robótica internacional, así como varios Hackathons, Mario vive y respira software. Adicionalmente, Mario cuenta con experiencia profesional en el desarrollo de software en múltiples compañías y como freelance.

Sigue a Mario en https://mariomendez.me