El líder que no tenemos

De acuerdo a los pasos dados por el estado mexicano, concretamente por presidente y su círculo cercano, las actuales crisis de salud y la económica que se han juntado con la de seguridad, le están provocando una especie de crisis dentro de la crisis.

Y es que a partir de sus dichos, disparates y ocurrencias que emite desde hace varias semanas, tal parece que la apuesta es que se enfermen los que se tengan que enferman y se mueran los que se tengan que morir, mientras hacemos como que no pasa nada.

Solo así se explica la inacción, la tardanza y la improvisación con la que se manejan todos estos temas, sobre todo si comparamos lo que tenemos con el liderazgo de otros jefes de estado.

Resultado de imagen de amlo gatel

Tal parece que el eterno candidato no tiene madera de verdadero líder, no es capaz de salir y explicar de manera clara y contundente la estrategia, si es que la hay, de cómo, cuándo, cuanto, dónde, quién o qué, es lo que se está haciendo.

El shock en el que el presidente está metido es tal, que solo hasta la tercera semana de Marzo, el IMSS le está comenzando a pedir a sus clínicas y hospitales, le informen con que insumos cuentan para enfrentar la epidemia.

Recuerde, la tercera semana de Marzo, cuando TODOS sabíamos desde finales de Diciembre que había la posibilidad de que una nueva epidemia se regara por el mundo.

Y a partir de Enero la pregunta ya no era ¿si la epidemia llegaría, sino cuándo llegaría?

Es decir, el “presidente y todos sus asesores” sabían, como la gran mayoría del planeta incluidos los líderes de otros estados, que tenían que prepararse y preparar a sus ciudadanos, sus economías y sus sistemas de salud para enfrentar una enfermedad altamente contagiosa, no tan mortal pero si hondamente trasmisible.

Resultado de imagen de covid 19 mexico

Y es que, aunque la enfermedad no tiene una alta tasa de mortalidad para quienes la sufran, no existe ningún sistema de salud en el mundo que sea capaz de dar atención médica a millones de pacientes al mismo tiempo.

Y ese es el gran problema, el presidente de México, no sabe, o no quiere, o no sabe que no sabe, como va resolver la crisis hospitalaria que se aproxima, porque seguimos con enfermos de cáncer, de diabetes, de hipertensión, de influenza, de obesidad al mismo tiempo de los accidentados, es decir, tenemos nuestro sistema de salud terriblemente ocupado.

Además hay que sumar la crisis económica que, con la caída en los precios petroleros, por ahora es más caro producir un barril de petróleo, que venderlo.

Para que nos quede claro, a Pemex le cuesta alrededor de 23 dólares producir un barril de petróleo, pero en este justo momento solo lo puede vender a 18 dólares, o sea, no es negocio vender ahorita, convendría guardar nuestra producción, aumentar nuestras reservas y mejor comprar la gasolina barata en otros mercados.

Pero que cree, no tenemos capacidad de almacenamiento, preferimos gastar en refinerías que en tanques que podríamos usar ahorita para guardar nuestro inventario petrolero, y en lugar de ello evadimos el tema, echamos culpas a ya saben quién y seguimos haciendo campaña y abrazando niñas.

Resultado de imagen de amlo niña

Ese es el jefe del estado mexicano…

Y de la crisis de seguridad ni hablamos, ya sabemos que lo malandros no les importa lo que diga Lopez, ellos tienen su propia agenda, y como van las cosas quizás tendrán miles de integrantes más en los próximos meses.

Y bueno la recomendación presidencial es: guardar la calma y comprar estampitas religiosas.

Porque para el presidente todo está bajo control.

Mientras tanto millones de mexicanos seguimos nuestra propia agenda, nos preparamos, ahorramos, cuidamos, estamos informados y por supuesto trabajamos para superar juntos la crisis que hoy enfrentamos solos y que es en mucha parte generada por que no tenemos presidente ni líder, seguimos con el eterno candidato en campaña.

Por Netzahualcoyotl Paredes @NezaParedes