Decisión de política monetaria y el desequilibrio del mercado de dinero en Estados Unidos

Por: @JovanFrancoR

Esta semana el mercado estadounidense presentó un rango de probabilidad del 60% al 80% para otro recorte de tasa de interés en la próxima junta de política monetaria de la Reserva Federal. Una de las razones por las que la probabilidad es alta se da por un mercado de deuda de corto plazo difícil de controlar, donde los Federal Funds están oscilando en rangos donde no están dictaminados.

Se podría propiciar a que la FED decepcioné al mercado al no recortar tasa y por ende el mercado de renta variable tenga un catalizador para ir a la baja. Al encontrarse en un periodo dovish se podría creer que siguen a la espera de mejores datos económicos; donde los nuevos acuerdos que se tengan para la guerra comercial y un posible gasto de capex, solo si, los acuerdos son favorables para ambas economías.

Siguiendo los recientes recortes de tasa de interés en julio y septiembre, la economía estadunidense y la economía mundial se encuentra en desaceleración, el PMI manufacturero ha tenido dos cuartos seguidos con un crecimiento negativo. Desde que la Reserva Federal ha prestado grandes cantidades de dinero y reconstruyendo sus reservas, hay un serio enfoque hacia el financiamiento a muy corto plazo haciendo que el colateral tenga mayor enfoque en estos momentos.

Por lo tanto, una de las razones por la cual la FED probablemente recorte tasas es para remover la curva invertida en los bonos para restaurar la demanda del Carry Trade. Como lo comenté en mi artículo de Tasas negativas, oportunidad o contratiempo, el Quantitative Easing (QE) no solamente cataliza a las reservas de bancos, además incrementa la oferta de dinero. Donde los formadores de mercado y demás instituciones de banca múltiple y aseguradoras presentan grandes requerimientos de capital (Basilea III), por lo tanto, una combinación de emisiones de deuda coincidiendo con una escasez de liquidez aparente por una discordancia por mantener el equilibrio en los balances a cero. Dio cabida a una enorme necesidad en el mercado de dinero para cubrir el financiamiento haciendo que en el mes de septiembre tuviera una sobre tasa.